7_1_large
0

Para poder elegir que tratamiento es el más adecuado para cada caso, es imprescindible saber de qué trata cada uno.

ULTRACAVITACIÓN

Es un tratamiento de reducción corporal, muy efectivo en adiposidad localizada y resistente a dietas y ejercicios.

Los equipos de ultrasonidos emiten energía ultrasónica sobre el tejido con la finalidad de romper las células grasas y conseguir que liberen su contenido al torrente sanguíneo.

Las ondas de sonido (no audibles por el oído humano) al penetrar el tejido crean micro burbujas dentro de los fluidos, las que explotan y generan potentes ondas de choque que rompen de manera selectiva las células grasas, haciendo que liberen su contenido al espacio intercelular.

Una pequeña parte del contenido graso es excretado por el organismo durante las 24 primeras horas y el resto queda a la espera de ser metabolizado mediante actividad física inmediata.

Es importante realizar ejercicios aeróbicos post sesión de ultracavitación para quemar esas grasas que fluyen por el torrente sanguíneo, de lo contrario se corre el riesgo de desarrollar alteraciones en otros órganos.

Los resultados de la ultracavitación se ven de manera inmediata, y la zona tratada se siente bastante floja debido a que la grasa se ha tornado en una pequeña sustancia semi líquida.

Se puede aplicar ultracavitación en abdomen, flancos, espalda baja, gluteos, cadera y muslos. la zona a tratar debe se de 10 x 10 cm y las sesiones no pueden exceder de los 20-30 minutos.

Al generar alteraciones en los niveles de triglicéridos en sangre, es imprescindible llevar una dieta baja en grasas, beber mucho líquidos antes y después de cada sesión y hacer ejercicio inmediatamente después.

CONTRAINDICACIONES

Insuficiencia renal o hepágica, cardiopatías, epilepsia, embarazo, lactancia, cancer, pacientes con prótesis metálicas, marcapasos y otros dispositivos electrónicos, problemas auditivos, enfermedades infeccionadas, piel lesionada e hipercolesterolemia.

PARA QUIEN ES APROPIADA

Personas con niveles normales de colesteros que están en su peso normal pero tienen cúmulos de grasa localizados de más de 4 centímetros.

CRIOLIPÓLISIS

La criolipólisis está enfocada a la eliminación de la adiposidad localizada, destruye las grasas mediante la aplicación de muy bajas temperaturas (menos de 0ºC) pero sin causar lesiones en el tejido adyacente.

El frio intenso y controlado tiene la facultad de cristalizar los adipocitos, causando una muerte celular lenta y progresiva.

La ventaja de este tratamiento es que destruye las células grasas reduciendo considerablemente su número, lo que asegura que la lipodistrofia tratada no vuelva a aparecer. Como este proceso es muy paulatino, no se elevan los niveles de triglicéridos en sangre, y al piel tiene el tiempo suficiente para amoldarse al nuevo controno evitando la flacides.

Las sesiones de criolipolisis son extensas, pueden ir de los 30 minutos a las 2 horas dependiendo de las zonas a tratar.

Despues de aplicado el tratamiento no hace falta seguir ninguna directiva especial, y es posible retomar las actividades diarias de manera inmediata.

Este tratamiento permite erradicar las lipodistrofias de abdomen, flancos, espalda, brazos, e incluso la papada.

Los resultados comienzan a verse pasados unos 2 a 4 meses ya que este es el tiempo necesario para que los adipocitos lesionados comiencen a morir y sean reabsorbidos por el organismo.

CONTRAINDICACIONES

Embarazo y lactancia, obesidad, durante el periodo menstrual, perconas con problemas cardíacos, enfermedades crónicas, procesos infrecciones y alteraciones en la coagulación.

PARA QUIEN ES APROPIADA

Para personas que se encuentran en su peso óptimo pero presentan cúmulos de grasa que resiten dietas y ejercicios.

Deja un comentario

Tu carrito de la compra

Close
Abrir chat